Archivo de la categoría: Yoga Iyengar

Yoga Iyengar :: Despierta a tu cuerpo

bks-iyengar

Quería comentar en este post mi experiencia y opiniones sobre la disciplina que empecé a practicar hace unos meses. En otros posts, ya ha comentado los beneficios del método Pilates y sus principios para el cuerpo y mente, y que sigo practicando dos o tres veces por semana.

Pero, el verano pasado decidí probar con el yoga, un muy buen amigo mío de hace muchos años, se sacó el título de Yoga Iyengar y justamente en el estudio dónde acudo a practicar Pilates máquinas, empezó a dar clases de yoga y me decidí a probar juntamente con mi mujer.

Llevo unos seis meses a día de hoy, y os puedo asegurar que mi cuerpo ha experimentado una mejora bestial, sobre todo en cuanto a flexibilidad, control postural y quizás lo más importante de esta disciplina que es el control mental.

Qué es el Yoga Iyengar

El Yoga Iyengar es el método de yoga que sigue la enseñanza del maestro B.K.S. Iyengar, quien creó esta disciplina y cuyo método patentado se imparte por centros del mundo entero. Este método de yoga se basa en la enseñanza de los Yoga Sutras, compuestos por el sabio Patañjali entre los siglos V y II a. C., es el texto en el que, en 196 aforismos se sistematiza la ciencia del yoga por vez primera. En el mundo occidental, se han creado variaciones, más orientadas al fitness y que se practican como una coreografía al ritmo de la música.

Sin embargo el yoga Iyengar va mucho más allà, para aprender todo su método se necesitan muchos años de práctica constante.  La característica esencial de este método es la intensidad con la que la atención ha de mantenerse presente al abordar la práctica de asana (posturas), y pranayama (disciplina de la respiración), que son dos de los 8 estadios descritos por el escritor indio Patañjala, en el libro más antiguo de yoga (Yoga-sutra).

Por tanto, el objetivo del gran maestro Iyengar era tener un instrumento para entrenar la mente, observando la ejecución de cada postura y respiración y alcanzar la mayor perfección sin la cual no sería posible la práctica de la meditación. Para transformar la mente a ese nivel se necesitan muchos años de práctica continua.

Mucha gente se cree que el yoga es únicamente meditar o al revés que el yoga son estiramientos, la realidad es que la mente juega un papel fundamental, por eso es importante al empezar a practicar yoga, es relajar el cuerpo y soltarse. Evidentemente en las primeras sesiones, el cuerpo estará muy tenso, pero con el tiempo y concentración los resultados son increíbles.

Mi experiencia personal

Bajo mi punto de vista, puedo afirmar con rotundidad que el yoga ya forma parte de mi vida, acudo una vez por semana a una sesión con un profesor titulado, como he comentado antes, pero durante el resto de la semana, voy practicando por mi cuenta, algunas posturas que ya empiezo a entender.

Viendo mi blog, el lector habrá visto que practico mucho deporte, corro por montaña y hago sesiones intensas de trabajo de fuerza en el gimnasio. El método Pilates me ha ayudado mucho a reforzar la espalda, abdomen, y otros beneficios que ya he comentado como equilibrio y elasticidad.

El yoga me está dando también unos beneficios que no esperaba, me refiero a la elasticidad y el control mental del cuerpo. Es decir, en cada postura que se realiza (asana),  el profesor te enseña a perfeccionarla, diciéndote que observes que partes intervienen de tu cuerpo, no simplemente estirar, si no ver que está haciendo tu cuerpo y que partes hay que relajar y que partes hay que estirar.

Eso sí, es muy duro, sobre todo al principio, el cuerpo no está acostumbrado a mantener una postura incómoda para él durante 1 minuto o más, por eso comentaba que es importante relajarse y no bloquear el cuerpo, todo está en la mente y el yoga te lo enseña a marchas forzadas.

Conclusiones

No me quiero extender más, ya que de yoga hay para escribir libros, en futuras entradas pondré más experiencias personales sobre yoga, que tengo muchas y eso que soy principiante. Decir que animo a todo el mundo a practicarlo, y si se combina con Pilates, es ideal. A mi me va de maravilla.

Y un comentario final que quiero añadir ya que hoy en día, afortunadamente, el deporte está de moda, eso es genial, pero la mayoría de la gente no realiza ejercicios o disciplinas compensatorias como yoga o Pilates, como mucho unos minutos de estiramientos al finalizar al esfuerzo. Eso ayuda un poco, pero para que el cuerpo esté compensado y elongado hay que dedicar más tiempo a esas disciplinas. Nos evitará visitas al fisioterapeuta y traumatólogo más adelante y además nuestro rendimiento será mayor al tener las fibras más alargadas y flexibles.