Abdominales, los más importantes e ‘Invisibles’ para casi todos

Este apunte me resulta especialmente interesante ya que alolargo de los años he ido aprendiendo y evolucionando sobre este controvertido asunto.Al principio cuando empezé a hacer deporte con constancia ya hace bastantes años, me dedicaba dos o tres días a la semana a hacer sesiones de 500 a 1000 abdominales, creyendo y estando convencido que era lo correcto. Y efectivamente como os podéis imaginar estaba muy equivocado.

Los ejercicios abdominales nada pueden hacer para eliminar la grasa del abdomen. La grasa corporal se reparte de una forma concreta por nuestro cuerpo. En las mujeres se acumula preferentemente en muslos y caderas. En los hombres, en el abdomen. De ahí que muchas personas que se hacen esta pregunta sean hombres. La grasa disminuye y aumenta en todo el cuerpo en función del balance que resulta entre lo que comemos y lo que gastamos. Los ejercicios abdominales consumen poca energía, aunque tonifican la zona. Hay que cuidar la alimentación, y procurar que gradualmente se acerque a un equilibrio natural, escoger los alimentos más sanos y combinarlos adecuadamente. Es decir, para marcar abdominales hay que relizar ejercicio cardiovascular asiduamente para eliminar la grasa acumulada en la cintura y combinarlo con una tabla adecuada de abdominales. De esta manera y por supuesto con una buena alimentación los resultados saltarán a la vista.

Anatomía de la musculatura abdominal

Abdominales Oblícuos
Abdominales Oblícuos

Oblícuos : Situados a los lados de la cintura, son los responsables de las torsiones, giros y movimientos laterales del tronco. Las fibras van en diagonal, de ahí su nombre. Es el más grande de todos.

Transverso : Se sitúa por debajo del recto anterior, en una zona más profunda, y sus fibras discurren perpendiculares a las del recto, horizontales. Por eso es como una especie de faja que contiene las vísceras y cuando está bien tonificado consigue que tengas un vientre plano. No produce un movimiento del tronco, sólo aplanamiento del tronco.

Recto anterior : Son los músculos que más se identifican como abdominales, dos vientres musculares en los que se intercalan las zonas tendinosas que le dan ese aspecto de “cuadraditos”, con las fibras discurriendo desde las costillas a la pelvis. No hay inferiores y superiores, es el mismo músculo y cuando se contrae se activa todo completo.

Transverso

Transverso

Recto anterior

Recto anterior

Movimientos prohibidos

La presión provocada por los ejercicios abdominales inapropiados también se dirige abajo hacia el suelo pélvico o periné y, al igual que el abdomen, lo va distendiendo haciendo que pierda parte de su funcionalidad. El resultado es una posible incontinencia urinaria, prolapsos (descolgamientos de los órganos internos como la matriz, vegija o recto) y hasta disfunciones sexuales.

Esta situación se puede compensar contrayendo el suelo pélvico a la vez que se realiza la contracción abdominal. El deterioro de la musculatura pélvica causa la incontinencia urinaria y perjudica también la calidad de las relaciones sexuales. En el caso de la mujer, ésta no recibe suficiente estimulación y los orgasmos son menos intensos o no llegan a alcanzarse, pudiendo, incluso, llegar a producirse incontinencia urinaria durante el coito.

Toda mujer, fundamentalmente la deportista, debería mantener un buen tono en los músculos del suelo pélvico, ejercitándolos. Se puede hacer en cualquier momento, es tan sencillo como imaginar que elevamos el ano y la vagina, realizando muchas repeticiones a lo largo del día y de vez en cuando algunas repeticiones con mucha fuerza, para reforzar todo tipo de fibras musculares de esta zona.

PIES SUJETOS : Si alguien nos sujeta las extremidades, facilitamos al psoas iliaco la posibilidad de hacer palanca para elevar el tronco. Los abdominales perderán efectividad y el psoas se tonificará por partida doble.

EXTENDER LAS PIERNAS :Al extender nuestras piernas, aumentaremos la curvatura lumbar, sobre todo cuando nuestros abdominales no están especialmente tonificados.

PATADAS O PEDALEOS :Las flexo-extensiones de piernas y los ejercicios como pedaleos con las piernas en diagonal tonifican mucho más al psoas que a los abdominales.

PIERNAS POR DEBAJO DE LA HORIZONTAL : Si se desciende por debajo de este nivel. Sí, es cierto que se trabajan los abdominales, pero la tensión lumbar es demasiado elevada.

ELEVAR PIERNAS Y TRONCO :Es un ejercicio contraindicado porque acentúa el arco lumbar, dependiendo de cómo se haga.

TIRAR DEL CUELLO : Un extendido error. Se suele hacer inconscientemente para ayudar a los abdominales elevar el tronco, y lo que se consigue es sobreestirar la musculatura posterior de la cabeza.

BALANCEAR LAS PIERNAS : Se sitúa por debajo del recto anterior, en una zona más profunda, y sus fibras discurren perpendiculares a las del recto, horizontales. Por eso es como una especie de faja que contiene las vísceras y cuando está bien tonificado consigue que tengas un vientre plano. No produce un movimiento del tronco, sólo aplanamiento del tronco

Pies sujetos

Pies sujetos

Extensión piernas

Extensión piernas

Patadas

Patadas

Bajo horizontal

Bajo horizontal

Elevación piernas

Elevación piernas

Tirar de cuello

Tirar de cuello

Balancear piernas

Balancear piernas

.

Anuncios

Publicado el 20 febrero 2009 en Salud y deporte. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: