Colesterol, amigo y enemigo a la vez

corazon

Bueno, este apunte me parece muy interesante, ya que seguro que casi todas las personas hemos oido el término colesterol, las siguientes lineas pretenden aclarar qué es y para que sirve:

El nombre de «colesterol» procede del griego kole (bilis) y stereos (sólido), por haberse identificado por primera vez en los cálculos de la vesícula biliar por Michel Eugène Chevreul quien le dio el nombre de «colesterina».

Aunque hoy en día la palabra ‘colesterol’ está llena de connotaciones negativas, asociada a una mala alimentación, a problemas cardiovasulares y obesidad, en realidad se trata de un elemento necesario para nuestro organismo. Lo importante es conocer qué es, cómo funciona y cuándo es perjudicial para la salud.

El colesterol no es otra cosa que un tipo de grasa, un lípido concretamente que se encuentra en los tejidos corporales y en el plasma sanguíneo de los vertebrados, que participa en muchos procesos fisiológicos importantes como el celular, digestivo y en la sintetización de hormonas, entre otras funciones.

Nuestro hígado es capaz de producir el colesterol necesario para el organismo. Sin embargo, a través de la alimentación, podemos recibir una cantidad adicional de esta sustancia que, en muchas ocasiones, es perjudicial para la salud, sobre todo para el corazón. El origen de su aumento en sangre viene derivado, principalmente, del incremento de las grasas insaturadas en la dieta,procedentes de alimentos con materia grasa.

Colesterol ‘bueno’ y colesterol ‘malo’

Para que el colesterol llegue hasta las células, antes requiere un transporte a través del riego sanguíneo. Para ello, existen dos lipoproteínas, la LDL, de baja densidad, asociada al ‘colesterol malo‘, y la HDL, o de alta densidad, que se identifica con el ‘colesterol bueno‘.

El problema del colesterol ‘malo’ o LDL es que, en exceso, se acumula en las arterias y dificulta el tránsito de oxígeno a través de la sangre. Y sin oxígeno, el corazón y el cerebro no pueden funcionan correctamente. De ahí que la mayoría de ataques al corazón e infartos cerebrales estén ligados a este tipo de circunstancias.

La acumulación de estas grasas en los vasos sanguíneos se denomina arteriosclerosis. Aparte de los riesgos de infarto, existen otras patologías cardiovasculares graves ligadas al exceso de colesterol ‘malo’ como son las trombosis, la angina de pecho o la arteriopatía periférica. Los desarreglos de tiroides pueden también producir problemas de colesterol que no derivan directamente de una mala alimentación.

Por su parte, el colesterol ‘bueno’, o HDL, no sólo es necesario para el organismo, sino que es recomendable aumentar sus cantidades en sangre cuando existe riesgo de arteriosclerosis, porque ayuda a sintetizar el colesterol ‘malo’ que se acumula las paredes de las arterias.

El control médico

Es muy importante llevar un seguimiento concienzudo de los niveles de colesterol en sangre, sobre todo en el caso de los adultos sanos, que deberán revisarlos como mínimo cada cinco años. Se mide en miligramos por decilitro y se contabiliza la suma total del colesterol que se transporta en lipoproteínas como LDL, HDL y otras. Un análisis de sangre es suficiente para evaluar la cantidad de esta sustancia. Aquellas personas que ya padezcan un cuadro arteriosclerótico claro, deberán realizar estos controles una o dos veces al año.

Una de las causas más habituales de hipercolesterolemia (exceso de colesterol ‘malo’) se encuentra en la carencia de colesterol ‘bueno’ o HDL, esencial para favorecer la sintetización del LDL en nuestro hígado. El tabaquismo, el consumo de alcohol, la obesidad y el sedentarismo son causas frecuentes de la falta de HDL.

Niveles estables de colesterol

Aunque existen diversos criterios a la hora de establecer la horquilla en la que existe un nivel adecuado de grasas en el organismo, normalmente se utiliza el siguiente baremo para limitar una tasa elevada de colesterol y triglicéridos:

  • Colesterol ‘bueno’-HDL: más de 35 mg/dl (miligramos por decilitro en sangre).
  • Colesterol ‘malo’-LDL: menos de 150 mg/dl.
  • Colesterol total (LDL, HDL y otras lipoproteínas): menos de 200 mg/dl.
Anuncios

Publicado el 29 enero 2009 en Salud y deporte. Añade a favoritos el enlace permanente. 5 comentarios.

  1. Gracias por el articulo , aprendi algo nuevo y comprendi mas .. y poder nivelar el limite de tasa elevada del colesterol.

  2. Muchisimas gracias por la informacion, aprendi cosas nuevas y me sirvio de mucho, porque estaba cayendo en el sedentarismo

    • Me alegro que sirva de algo, yo me cuido mucho y continuamente veo a amigos míos que no se cuidan nada y que parecen mucho más viejos que yo.
      No cuesta tanto cuidarse un poco y por supuesto “alarga la vida”. No importa pasar hambre simplemente comer de todo y con moderación. Y por supuesto un poco de ejercicio cada día.

      Saludos.

  3. Tengo un desvalance notable entre micolesterol bueno (que es alto) y el malo, que también es bastante alto (por encima de300) ¿Qué puedo esperar?

  4. Hola Graciela,

    Muchas gracias por tu mensaje, en primer lugar no soy médico. Te aconsejaría en primer lugar que visitaras a tu médico de cabecera. Pero bueno lo que sí te puedo decir que si tienes el colesterol malo (LDL) por encima de 300, creo que es un valor muy alto, mi opinión es que controles las grasas en tu dieta y por supuesto actividad física, no tiene mayor secreto.

    Gracias y cuídate que sin salud no hay nada más en la vida.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: